Actividades | mayo 1, 2020

1° de Mayo


Este 1ro de Mayo, en muchos países, nos prohíben manifestarnos, cuando en cambio la patronal lleva semanas obligando a millones de trabajadoras y trabajadores a ir a laburar y a contagiarse en fábricas hacinadas, fábricas de sectores NO indispensables para frenar una pandemia (automotriz, aeronáutica, armas, textil, etc.) Nos prohíben manifestarnos incluso con todas las medidas de distancia y seguridad. Lo que quieren es silenciar la voz de protesta contra niveles de explotación y precarización cada día más brutales.

Reafirmamos la necesidad de la lucha: ¡que se sepa que la clase trabajadora no aguanta más un sistema en el que un puñado capitaliza sobre la sangre, sudor y lágrimas de las mayorías! Que se sepa que no olvidaremos esta nueva barbarie capitalista: por causa de una sanidad depredada y privatizada para lucro de un puñado de multimillonarios, miles y miles de personas han fallecido y están falleciendo.

Nosotras y nosotros, la clase trabajadora, la clase explotada, decimos BASTA: basta de un sistema que convierte en mercancía hasta algo tan vital como la Salud. BASTA de que la clase explotadora nos saquee cada día más la vida, en jornadas laborales innecesariamente largas, en las que nos roba la plusvalía de nuestro trabajo durante años… Para que luego la manipulación mediática aduzca que “son los empresarios los que crean riqueza”, cuando somos las y los trabajadores los que creamos toda la riqueza, incluida aquella que hace vivir a la parásita Clase de los capitalistas.

Le decimos BASTA a un sistema en el que, tras haber sido explotados toda su vida, miles de ancianos han fallecido porque no han tenido acceso a un Respirador Artificial. Miles de ancianos han sido excluidos del necesario acceso a respiradores artificiales por la crueldad capitalista de: «no hay suficientes para todos»(!?)… Le decimos BASTA a un sistema que gasta los presupuestos públicos en comprar armas para que los empresarios del complejo militar-industrial hagan jugosos negocios… mientras que los Estados burgueses aducen “no tener dinero” para pagar más personal médico o comprar insumos (!?).

Le decimos BASTA a un sistema en el que abundan las fuerzas represivas pero escasean los médicos.

Le decimos BASTA a un sistema en el que el contagio de un virus se ha extendido dramáticamente porque los Estados burgueses no han suplido (y no suplen) el suficiente material anti-contagio al personal hospitalario y sanitario… Empujando a las y los trabajadores de la salud a trabajar desprotegidos, a enfermar, a contagiar a otros pacientes y compañeros, a morir.

Le decimos BASTA a un sistema que no ha logrado evitar que una epidemia se convierta en pandemia: ¿Cómo es posible que Italia y España (y demás países europeos), hayan esperado tanto para tomar las debidas medidas y que eso haya causado la expansión hacia continentes como América Latina o África, con sistemas de salud hyper precarios?
¿Por qué no tomaron experiencia de lo ocurrido en China y de las debidas medidas allí tomadas (incluso cuando los expertos chinos les advertían de lo contraproducente de sus escasas medidas)? Las respuestas las conocemos: esperaron tanto porque los Estados burgueses siempre hacen lo que la gran patronal les dicta, en desmedro de la clase trabajadora local y mundial. Es la misma pútrida razón por la que envían a millones de trabajadores a laburar en fábricas de sectores NO indispensables en plena pandemia, poniendo en riesgo sus vidas, la de sus familiares y expandiendo así el contagio.

¿Cómo es posible que los Estados capitalistas a través del mundo hayan conminado a la población a un «quédateEnCasa» si otorgar los debidos SUBSIDIOS para que la parte más empobrecida de la clase explotada no padezca hambre (subsidios que en realidad cubran a todo el mundo)? La respuesta la conocemos: los Estados burgueses han inyectado millones del presupuesto público a la banca privada y a sus amigos de la gran industria, pero para la clase trabajadora solamente tienen palo y plomo.

Vamos a unirnos para romper los cimientos de este sistema criminal de explotaciones concatenadas, que se sostiene en base a la violencia, la represión, las guerras imperialistas y la alienación.

Vamos a unirnos contra una clase explotadora que promociona incesantemente, a través de sus medios, paradigmas de sumisión y explotación, de odio y misoginia, de división, aislamiento y violencia, como lo son el racismo, la xenofobia, el machismo, el hedonismo, el individualismo, etc.

Vamos a unirnos para liberar la tierra de los que encarcelan los sueños y saquean la naturaleza.

Vamos a unirnos contra las guerras imperialistas, contra el saqueo neocolonial que empuja a millones de seres humanos a los terroríficos caminos del éxodo y a padecer esclavitud moderna; vamos a unirnos en la lucha contra las privatizaciones, en la lucha por una educación y una sanidad de calidad y de acceso universal. Vamos a unirnos por el derecho a la vivienda en salubridad, contra los desahucios criminales que perpetran los bancos arrojando a miles de familias a la intemperie y la desesperación. Vamos a unirnos contra la explotación, el Feminicidio, el hambre por empobrecimiento debido al saqueo capitalista, que hoy asesina a un niño cada 5 segundos en un mundo cuya agricultura alcanzaría para alimentar al 12mil millones de personas (el cuento de la sobrepoblación es eso, puro Cuento para distraer y evitar señalar que las causas de la hambruna y la penuria son consustanciales a un sistema económico político y social, el capitalista, en el que un puñado capitaliza sobre la explotación de las mayorías, sobre la devastación de la naturaleza, sobre la precarización y la exclusión de millones de seres humanos).

Esta humanidad tiene que decir BASTA y liberarse de tanta barbarie, de tanta injusticia: de la explotación, de la alienación y del saqueo… Solamente la lucha contra Toda explotación nos hará libres.

Texto e imagen Cecilia Zamudio
1ro Mayo “los sueños florecen en la lucha”

Escribinos por WhatsApp

CONTACTO

Para cualquier consulta o duda que tengas escribinos aquí abajo.