Noticias | enero 8, 2022

Argentina. Caso Lucas González: Prisión preventiva para siete policías acusados por encubrimiento agravado y vejaciones


Recientemente el Juez Del Viso procesó al comisario inspector Daniel Santana, al comisario Rodolfo Ozán, al subcomisario Ramón Jesús Chocobar, y a los oficiales Sebastián Baidon, Jonathan Alexis Martínez, Ángel Darío Arévalos y Daniel Rubén Espinosa por el “encubrimiento doblemente agravado por la condición de funcionario público y por ser el delito precedente especialmente grave”, en relación al crimen de Lucas.

En las 186 páginas de su resolución, el Juez deja en claro que en esta etapa de producción de pruebas no le caben dudas de la participación de los siete imputados en que «ayudaron a los ya procesados a eludir una investigación penal y alteraron y/o ayudaron a alterar los rastros de la escena donde se detuvo a las víctimas, esto fue de propia mano y con total co-dominio del hecho».

Lucas González era un joven futbolista de Barracas Central que fue asesinado el 17 de noviembre pasado de un balazo cuando estaba volviendo de un entrenamiento en auto junto a tres amigos. Los policías procesados acusados de asesinarlo son Gabriel Isassi, José Nievas y Fabián López. La investigación del fiscal de la causa, Leonel Gómez Barbella, da cuenta de una actuación parapolicial: los policías que integran la Brigada 6 de la División de Brigadas y Sumarios de la Policía de la Ciudad iban a bordo de un Nissan Riida sin identificación tanto de ese vehículo, como de ellos mismos, o las vestimentas, al punto que fueron confundidos por los pibes a los que atacaron como una banda de asaltantes.

Con la última resolución del juez Del Viso, el número de policías procesados como partícipes en encubrimiento del crimen asciende a 17. Para el juez Del Viso, ese delito ocurrió “en concurso real con privación ilegal de la libertad doblemente agravada por tratarse de funcionarios públicos que con abuso de sus funciones o sin las formalidades prescriptas por ley privaron de la libertad a Julián Alejandro Salas, Lucas Santiago González y Joaquín Zúñiga Gómez y porque en desempeño de un acto de servicio cometieron vejaciones contra las personas que se detuvo”.

Luego de sufrir los disparos de los policías de la Brigada que impactaron en el cuerpo de Lucas, los chicos manejaron con su amigo muerto hasta que vieron a dos policías femeninas que hacían guardia en la calle. A partir de ahí vivieron momentos más desesperantes porque allí dos de ellos fueron demorados más de doce horas en la intersección de Alvarado y Perdriel, mientras el otro chico logró correr y llegar a la casa de su mamá y, con ella, se presentó en la comisaría. Terminó en el Centro de Admisión y Derivación (CAD), como se conoce actualmente a los viejos institutos de menores. Mientras las víctimas eran imputadas y sufrían vejaciones, la investigación judicial demuestra que se realizaba un armado policial para encubrir el crimen.

El pedido de procesamiento de los siete policías acusados de participan en el encubrimiento fue realizado el jueves pasado por el fiscal de instrucción Leonel Gómez Barbella. Del Viso, el juez a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7 dio lugar al pedido y además, le trabó embargo de un millón de pesos a cada uno de los siete policías procesados.

Las pruebas que fundamentaron la decisión del juez son las conversaciones que encontraron entre los policías luego de cometido el crimen. En una de ellas Ozán le va relatando a Santana el «re mocazo» que habían provocado el trío de la brigada (Gabriel Isassi, Fabián López y José Nieva) acusado del homicidio de Lucas, y la necesidad de «que (Inca, ya detenido) vaya y busquen lo que tengan que buscar para justificar esto».

«A modo de ejemplo del teléfono secuestrado a Héctor Cuevas, se extrajeron, entre otras cosas, mensajes que envió el 18 de noviembre a las 18.32.35hs. al decir ‘lo que hicieron los polis no tiene nombre’, ‘unos dementes‘, ‘encima le ponen una pistola de juguete’, ‘déjate de joder’ y ‘yo fui el primero en llegar‘, ‘y vi todo‘, ‘lo que hicieron’ y el mismo día del hecho (17 de noviembre) a las 20.52.05hs. también escribió a requerimiento de su interlocutora que le preguntó ‘tenía una réplica como decía el poli??’, que ‘se la pusieron‘ «.

Fuente: ANRed.

CONTACTO

Para cualquier consulta o duda que tengas escribinos aquí abajo.